Entradas

Hemeroteca: con el poeta y artista plástico Hugo Padeletti

Imagen
26 de Junio de 2008 Casa de la Lectura Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentación del libro de Hugo Padeletti:  "El Andariego"

La Marea

Imagen
La página en blanco de los poemas de Shakespeare en la que John Keats escribió su deseo de ser firme como una brillante estrella. La soledad que hizo Marguerite Duras en Neuphe Chateau.
La noche de octubre en la cual Borges habló en el Ateneo popular Esteban Echeverría de San Fernando de "todos nuestros ayeres".
La noche de un 30 de setiembre en que Claudio Galeno preparó el higo que puso fin a la perversión de Cómodo Imperator.
Las verdes olas del Bois.
El bramido de un fusil en los trémulos sueños de un niño.
La solidaridad que esculpió Pilar en un instante de ébano sobre el mapa de Bosasso.
La trónida obsesión de Ernest Hemingway para culminar "por quien doblan las campanas".
La estigia obsesión de Adolf Hitler para culminar con la raza humana.
Un niño y Charles Chaplin sentados, con su miradas desabrigadas repasando las nadas sobre el umbral. El rumor de las piedras de una playa patagónica. El inofensivo vestido blanco de Marilin Monroe flameando voluptuoso en la …

SUSURROS (algunos fragmentos y pasajes del libro)

Imagen
Edit. Dunken año 2005


Emooby Amazon versión e-book

Si crees decubrirte en ciertos tramos de esta obra, te diré que no eres tu y cualquier similitud con el lector es pura coincidencia.
Estas frases no son sentencias ni verdades indiscutibles, tan sólo son el fruto de un árbol de estos tiempos.
C.M.

Nada te puedo dar que no exista ya en tu interior. No te puedo proponerninguna imágen que no sea tuya...solo te estoy ayudando a hacer visible tu propio universo.  Herman Hesse
DEDICATORIA Y AGRADECIMIENTO
A pasos de cumplir...
Susurros casi imperceptibles que frente a la inercia, pueden desatar cambios, son susurros que por serlo se escuchan, no son estruendos que se oyen.
Sin más y con mi mirada hacia el este, abro mis manos para que vuelen palabras...

LUGARES

La naturaleza siempre está dispuesta a ilusionarnos con sus pases de magia.
Casa sureña: casa de ojos color ámbar con nevado cabello blanco, estalactitas bordadas a lo largo y un nostálgico sentimiento volcánico.

VIDA

Deseo vivir de humanidad nat…

TAÑIDO DE HAIKUS

Imagen
Con solo descorrer el velo que cubre la apariencia simple de un haiku, nos sentimos atravesados por el asombro, el brillo imperante y resonante de los mismos. Tal vez un efecto semejante al producido por una ostra marina, la cual alberga en su interior una exquisita perla sonora. Los haikus que integran este libro, son haikus argentinos, con ciertos matices urbanos, poseedores de sonido propio, sujetos inevitablemente a mi singular e incesante intermitencia humana, acompañada por un deseo lúdico de escudriñar inéditas posibilidades y formas. No es mi meta emular a los grandes hombres del haiku, ya que ni siquiera juego al go, sin embargo intenté de no apartarme de su característica pauta estructural 5-7-5 y respetar el dictar de mi subjetividad. En este libro traté de jugar con haikus perfectos e imperfectos, estos últimos al estilo del escritor americano  Jack Keoruac, y desdeñando,  por momentos,  la pauta métrica, en pos de algún sentido que me pareció debía permanecer y significar…