15.6.19

Qualcuno cammina sotto la pioggia



Qualcuno cammina sotto la pioggia 

il vento e le gocce di pioggia 

tutto gira 

sotto la pioggia


Qualcuno ascolta una vecchia canzone 

Mia Martini Almeno tu nell'universo 

e tutto gira 

sotto la pioggia 


c.m.

12.6.19

Las Plumas del Viajero



Las Plumas del Viajero 


Cada viaje tiene su magia. La magia hace resplandecer el alma. Así, recorriendo los paisajes del confín del mundo, uniendo los 769 km. desde Usuahia a Puerto Natales a bordo de la Golondrina Azul (mi moto). Maravilloso atravesar la Bahía Azul, y maravilloso, bordear el estrecho de Magallanes con sus secretos invisibles.

En Puerto Natales, la denominada Ciudad de los Vientos, pude conocer el Monumento al Viento, emplazado sobre la costanera de la ciudad. Son dos esculturas de figuras humanas de bronce, de cerca de media tonelada de peso cada una.

Como el viaje es movimiento, decidí embarcar y realizar la ruta de los navegantes de antaño, por los fiordos patagónicos.

Cada viaje tiene su magia. El mar abierto, el cielo nocturno, y el viento infatigable, todo como un elixir sagrado. Recuerdo durante una de las noches, el buque por fin ingresó al Golfo de Penas, llamado así por los continuos y violentos temporales que en él se experimentan. Recuerdo las extensas conversaciones en el puente de mando con el capitán del buque. Las palabras y anécdotas cruzaban el aire como bengalas, mientras las olas del Pacífico se elevaban confundiéndose con las nubes.

Como en todo viaje también existe un final. Llegamos con la Golondrina Azul a Puerto Mont. En el momento desembarcar y de dejar el buque por la popa, el capitán se acercó amigablemente, y extendiendo su mano me obsequió dos plumas, una de albatros y otra de águila. 


Los viejos marineros tenían la creencia de que aquellos pescadores desaparecidos en alta mar reencarnaban en cuerpos de albatros y de esta forma su alma llegarían hasta los dioses. La pluma de albatros representa los largos viajes oceánicos, la esperanza, el vuelo del alma y de la libertad espiritual.
La pluma de águila simboliza la confianza, el honor, la fuerza, la sabiduría, el poder, la libertad. Una persona al recibir una pluma de águila estará conectado con el fuego y el Gran Espíritu.
Estas plumas vinieron a mí a través de un antiguo indio perteneciente a la tribu de los Kawéskar. Han estado conmigo por mucho tiempo, y he cuidado de ellas. Ahora ya estoy grande, y es hora de que alguien más viaje con ellas. No olvide nunca que recibir una pluma equivale a ser elegido de entre el resto de los miembros de la tribu. Y no olvide nunca que una vez que se recibe una pluma, su propietario debe cuidar de ella. Le deseo nuevos y venturosos viajes con su golondrina.   –se despidió el capitán.

Conmovido por algo inesperado, miré a los ojos al capitán, y partí, dejando atrás el buque con todas sus historias.

Supe con el tiempo el significado que las plumas tenían para los indígenas.

Supe que una vez que se otorga una pluma a un miembro de la tribu, este debe exhibirla con orgullo. Esto le recordará siempre cómo comportarse. Una pluma de águila o de albatros debe tratarse con cuidado, mantenerla limpia y nunca dejar que caiga al suelo.

Supe también que la única manera en que un indígena nativo podía conseguir realmente una de estas plumas era llevando a cabo una hazaña: luchar contra un gran animal, alzarse contra el enemigo y vencerle o regresar de una cacería con comida para la tribu.

Yo ahora, agrego que también puede recibir una pluma, quien afronta largos y continuos viajes desafiando viento y adversidades. Por ello considero irrespetuoso colgar las plumas en un lugar oculto dentro de la casa, al igual que esconderla en un cajón, o dejarla mustia y arrumbada.

Como cada viaje tiene su magia, y cumpliendo con el anhelo del capitán, es que las dos plumas se ubican en la puerta de entrada de mi casa.

Ambas son: Las Plumas del Viajero, y me recuerdan el vuelo y la esperanza que anida en cada vuelo.



Carlos Martian.

10.6.19

No todo está perdido




No todo está perdido

Cuando alguien cede su asiento a una mujer,
 a un anciano, o a un niño.
Cuando alguien le dice a un otro lo siento o da las gracias.
Cuando alguien goza tanto con la Primavera o el Otoño.

No todo está perdido.

Cuando alguien celebra los ojos invisibles del viento y de la lluvia.
Cuando alguien planta un árbol y cuida sus flores o sus cactus.
Cuando alguien se recuesta sobre el sonido del mar.
Cuando alguien vuela con el volar de los pájaros.

No todo está perdido.

Cuando alguien celebra las pequeñas cosas.
Cuando alguien lucha por inalcanzables quimeras.
Cuando alguien derriba el tablero del que me importa.
Cuando alguien apuesta a abrir su mano y su corazón.

No todo está perdido.

Cuando alguien solitario silba a pesar de todo.
Cuando alguien cae y alza su mirada y se levanta.
Cuando alguien enciende su fuego y lo comparte
Cuando alguien se atreve a decir que no.

No todo está perdido.

Cuando alguien renace con cada aurora
y se maravilla con cada puesta de sol.
Cuando alguien sabe que cada instante es un milagro
Cuando alguien late con el latir de todas las estrellas.

No todo está perdido.

Cuando alguien agradece con las palabras del alma.
Cuando alguien empeña su palabra y la cumple.
Cuando alguien camina altivo y humilde por las calles.
Cuando alguien con su magia aparece en el momento justo.

No todo está perdido.

Cuando alguien camina sin mirar hacia atrás.
Cuando alguien deja huellas y no las borra el tiempo.
Cuando alguien se atreve a no ser cobarde.
Cuando alguien acepta que todo culmina

No todo está perdido.

Cuando alguien entierra sus desdichas.
Cuando alguien no congela su sonrisa, ni su canto.
Cuando alguien no capitula su don de humano tan humano. 
Cuando alguien remonta su barrilete de sueños por cumplir.

No todo está perdido

Carlos Martian
  


9.6.19

Rubare un poeta porta 70 anni di sfortuna



Rubare un poeta porta 70 anni di sfortuna

Rubare un poeta porta 70 anni di sfortuna.
Uccidere un gatto porta sette anni di sfortuna.

Gatti e poeti venerati
ARCHITETTI DI MAGIA

Avere un poeta come amico
o sognare con un poeta
allunga la vita e porta fortuna.

Se un poeta frequenta un matrimonio
il matrimonio sarà molto felice.

Se un poeta frequenta un teatro
buon auspicio successo al botteghino.

I gatti possono vedere al buio
proprio come i poeti
SONO CHIAROVEGGENTI

Maltrattare un gatto porta sfortuna.
Uccidere un gatto porta sette anni di sfortuna.

Maltrattare un poeta porta sfortuna.
Rubare un poeta porta 70 anni di sfortuna.

Carlos Martian

2.6.19

Danzan los estorninos danzan


Danzan los estorninos danzan 


como un latir de sueños y Cupidos 

como un remolino, como una nube 

como una coreografía celeste. 



Danzan los estorninos danzan 



La mano del universo dirige el concierto 

y en bandadas sobrevuelan Gretna Green 

y un ramo de peonías se estremecen 



Danzan los estorninos danzan 



como un milagro azul inexplicable 

como un genio que ha dejado su lámpara 

como un enjambre de estrellas fugaces.



Danzan los estorninos danzan 



c.m.

22.4.19

FESTA NAZIONALE DELLA RONDINE



FESTA NAZIONALE DELLA RONDINE

Il Comune di Villa Ventana in Argentina, organizza una grande festa per tutta la famiglia da oltre 20 anni. È una festa con spettacoli musicali, posti dove mangiare e fiera dell'artigianato.
Si celebra ogni anno durante il mese di gennaio

Le rondini migrano ogni anno tra gli emisferi settentrionale e meridionale. Viaggiano in cerca dei climi caldi e nella loro traversata percorrono circa 200 km al giorno.
Le rondini sono un simbolo di purezza.
Percorrono circa 70 mila chilometri da un polo all'altro lungo la loro rotta migratoria, non li vedremo mai appollaiati in luoghi bui, bui o sul terreno; e sono sempre in branchi con cui condividono i legami familiari.

Molti anni fa, per i marinai la rondine fu il primo uccello che videro e li annunciava alla terraferma.
I marinai sapevano che erano arrivati a casa "sani e salvi".
Il significato di "sano e salvo" era associato alla figura della rondine.
Inoltre, le rondini tornano a casa anno dopo anno, non importa dove siano
Per i marinai le rondini erano importanti, e i tatuaggi erano fatti in loro onore.
In passato, i marinai tatuavano piccole rondini sul petto, quando tornavano sani e salvi a casa dopo aver sofferto di disagi, naufragi, battaglie, ecc., Come simbolo di trionfo.
Allo stesso modo, sono stati tatuati quando avevano percorso i sette mari
e se fossero passati attraverso Capo Horn e il Capo di Buona Speranza,
o ogni 10.000 km di navigazione.
Si è ritenuto che un marinaio con almeno una rondine fosse vissuto, quindi ha aumentato il suo valore.

Le rondini hanno un solo compagno per tutta la vita e non si separano da esso. La rondine è un simbolo di amore, lealtà e fedeltà ad una coppia, famiglia, amicizia.
Nell'antico Egitto credevano che le rondini custodissero le anime dei defunti e perciò erano molto ammirate
Non importa dove ti trovi, la rondine torna a casa ogni primavera, motivo per cui si crede che porti rinascita, fertilità, abbondanza e gioia.
Molte culture dicono che la loro canzone porta primavera; Alcuni popoli dei Carpazi credono che questi animali abbiano un grande potere spirituale. Come a Sumatra e in Africa dove si esibiscono cerimonie con rondini.
Nella Bibbia la rondine è menzionata come simbolo di speranza e rinnovamento.

Per i poeti le rondini simboleggiano il passaggio inesorabile del tempo, la vita in movimento e il cambiamento incessante.
Per i poeti le rondini simboleggiano la nostalgia del volo, la l'inafferrabile
bellezza. Le rondini spaventano il sentimento di solitudine.

Indipendentemente dalla religione che viene professata, la verità è che le rondini rappresentano l'inizio di un nuovo ciclo pieno di speranza ed energia.
In alcune culture, vedere la prima rondine di primavera è un buon segno, poiché è un presagio di ricchezza e abbondanza.
 Le rondini simboleggiano anche coraggio e tenacia, affrontando le avversità.

Nella mia casa c'è una rosa dei venti a forma di rondine che gioca con il vento, annuncia la sudestada, i chiari giorni di sole. Attraverso di lei parla il vento
La rosa dei venti frusta le cattive notizie e cattura sogni impossibili. La rosa dei venti è un acchiappasogni. Quella bella rondine gira col vento, sotto il sole che sorge, sotto il crepuscolo, sotto le stelle silenziose.
A volte in lei un uccello si possa, ed è un'altra la rosa dei venti.

La rosa dei venti, le rondini.
Le rondini, la rosa dei venti.
L'autunno è arrivato qui a Buenos Aires. Cadono le foglie gialle. I pioppi perdono le foglie. L'albero di limone continua a dare limoni.
Le rondini con le loro utopie stanno partendo.
Partono.

C.M


18.4.19

Marcha hacia la leyenda de la Sierra de las Ánimas





Decidí salir en la mañana del sábado, bien temprano. Desayuné y a las 8hs. llegó un remís. Indiqué al chofer, un hombre de la zona, que el destino era “La Sierra de las Ánimas” entonces me miró sorprendido. Me preguntó si sabía por cuál de las entradas abordaría el ascenso, y si iría con un guía.

Le respondí que no tenía guía, y no tenía idea por donde ascender. Su rostro de hielo lo decía todo, y supe que no son bienvenidos los foráneos que intentan hurgar en tan sagrado y mágico lugar.

Para romper el hielo, le comenté que tenía que hacer una nota periodística. Como un sol que reaparece, sus arrugas se disiparon, sonrió y dijo llamarse Fabián. Luego comenzó a hablar de la Sierra, describió el lugar, y habló de algunos lugareños que habían estudiado el fenómeno del cráter negro. Aunque me aclaró que desde la caída y traumatismo que tuvo un espeleólogo en abril del año pasado, es muy raro ver subir gente.

--Imagínese, la mayoría tiene temor –expresó.

Aproximadamente 1km antes de llegar, el camino de tierra era de ascenso y descenso. Fabián detuvo el vehículo en un declive de la ruta, puso punto muerto, y se quedó mirándome fijo a los ojos desde el espejo retrovisor.

–Ahora vea lo que sucede --dijo

Para mi asombro el vehículo en vez de ir hacia abajo y adelante, comenzó a retroceder lentamente. Retomó la marcha y volvió a hacerlo en dos tramos diferentes de declive. La reacción del auto fue la misma.

Ante mi azorado asombro, Fabián se explayó diciendo que el lugar ha sido visitado por astrólogos, parapsicólogos, físicos, ovnólogos, ingenieros, médiums espiritistas, y que hasta de la Nasa habrían llegado en secreto. Cada uno de ellos parece tendría una teoría diferente, que serían las fuerzas del mal, otros atribuyen al lugar ser un refugio sagrado para las almas en pena y que no debe profanarse, otros opinan que sería un centro bioenergético, o una base intraterrestre de ovnis. Los más escépticos sostienen que es un lugar donde suceden ilusiones ópticas.

Yo por mi parte había investigado, que también existía una leyenda de origen indígena, y que se remontaba a la fundación del Fuerte Independencia en el mes de abril del año 1823, para servir de baluarte contra los malones indios. Extraña coincidencia, otra vez el mes de abril.

La leyenda indígena menciona a un hechicero, que cava un pozo de profundidad infinita donde serían arrojados todos los que ingresen al bosque con malas intenciones. Yo también sabía que algunos, de los que decían haber visto el pozo negro, luego no lo podían volver a ubicar.

--Lo voy a dejar en la cantera de granito, de ahí usted sube los 500mts. La cantera está abandonada, hay una tranquera que dice propiedad privada, usted salta y sigue camino --dijo

Fabián me aclaró, que tuviera cuidado ya que el lugar está vecino a un cementerio instalado cerca del año 1874, y dicen que todos los años antes de las Pascuas a algunas personas se les aparece el pozo negro que se abre y se cierra, (otros estudiosos del tema lo han llamado “El Pozo del Diablo”), y entonces se manifiestan las danzantes almas mudas.

Salté la tranquera, y comencé la marcha perdiéndome entre los altos y añosos árboles.

A pocos metros pude observar, las esquirlas del pasado de una exploración minera que arremetió contra la región con todo su poder de fuego y destrucción. Solo quedan vestigios de la actividad minera: galpones de chapa, un autobomba antiguo, carteles oxidados por el tiempo, gris y quietud como una postal fantasmal.

Al rato tres perros ladrando salieron de entre las matas. Sentí inquietud, y los asocié a Can Cerbero, ese temido guardián del pozo, custodio que impedía el ingreso de los vivos al inframundo. Miré hacia el horizonte, hice como si nada, sin perder la calma y se apaciguaron. Seguí avanzando por el sendero, que luego se bifurcaba. Seguí avanzando, e intuitivamente iba eligiendo uno de los senderos. Solo en la soledad del bosque, escuchando el relincho de los caballos salvajes.

Ante tan prístina soledad, rememoré aquel cuento sobre el Monte de las Ánimas de Gustavo Adolfo Bécquer, donde un cazador furtivo se había extraviado y horrorizado, al ver esqueletos de templarios que se levantaban, y caballeros sobre osamentas de corceles.

No existía otra opción que ser uno con la naturaleza. Integrarse al paisaje con los sentidos bien abiertos. En silencio orar y agradecer.

Tomé una vara del piso para usarla como bastón y lazarillo y despejar arbustos espinosos.

Luego de recorrer un trecho, algo me tranquilizó, y fue encontrar al pájaro amarillo (un benteveo) sobre un montículo de tierra. Ese pájaro blusero que repite y repite “bicho feo” me resultaba amigable. Unos metros más adelante, tuve que detener la marcha al toparme con un despeñadero. Retrocedí y tomé otro de los senderos. Luego detuve la marcha para sacar unas fotos y algo sorprendente aconteció. Disparé la primer foto, la segunda, la tercer foto y las imágenes aparecían y desaparecían. Sin encontrar explicación, resignado y sin lograr capturar las imágenes, decidí continuar.

Aproximadamente luego de 25 minutos de recorrer un sendero serpenteante, divisaba a lo lejos las altas antenas de la cima. Calculaba que ya había llegado a los 400 mts. de altura cuando repentinamente sentí un mareo intenso, y la sensación de despeñarme a través de un túnel de sombras. A medida que atravesaba ese túnel, las sombras se convirtieron en un negro absoluto. Todo sucedió de forma repentina y veloz. En ningún momento sentí miedo, ni angustia, por el contrario una gran paz y serenidad reinó en mi ser. No hubo voces ni sonido alguno.

Posteriormente me volví a encontrar de pie sin mi vara, los rayos del sol me enceguecieron, allí comencé a temblar, y entre suspiros me senté en una roca. No tenía duda alguna, había atravesado el Túnel de Oscuridad.

Sabía que a partir de este episodio, yo no sería jamás el mismo. También sabía que sería riesgoso contarlo por las implicancias del caso, y los juicios que disparan los incrédulos.

Ya repuesto, me levanté y seguí camino. Me invadió la incertidumbre, y el temor de no poder salir de la sierra. Tomé coraje, decidí internamente que todo saldría bien, divisé las altas antenas, y me perdí entre las matas.

Un rato después, alcancé la cima de la Sierra de las Ánimas. Lo había logrado, llegar a uno de los puntos más altos de toda la cadena de sierras de Tandilia. El sistema de Tandilia es un conjunto de sierras de Argentina que cubre una longitud de unos 300 km. Se extiende en la Provincia de Buenos Aires desde el partido de Olavarría (en Sierras Bayas a 15 km de la ciudad de Olavarría) hasta el cabo Corrientes en Mar del Plata, y tienen una antigüedad de 2200 millones de años. Son las sierras de mayor antigüedad de Argentina.

Estos titanes de granito que combatieron y combaten con el viento; saben de la aurora, del trino de los pájaros, de los azules del poniente, de las inmarcesibles estrellas, de las lluvias confidentes, y de lo efímero del relámpago.

Es imposible describir el estado de esplendor espiritual que se apoderó de mí en la cima de la sierra. Me quedé allí en las alturas rindiendo homenaje a la Naturaleza, quien siempre nos sorprende con sus pases de magia. Antes de partir, volví a accionar la cámara de fotos, y todo funcionó correctamente. Obtuve pocas fotografías respetando el misterio del lugar.

Después comencé el solitario descenso, entre rocas, alambrados, y largas pircas. A lo lejos divisaba la ciudad de Tandil. Salté una nueva tranquera, y llegué al llano, caminando lentamente por la calle “María Teresa de Calcuta”.

Regresaron a mi lado los pensamientos. Reapareció nítida e inexplicable la imagen del Túnel de Oscuridad, apenas un eclipse en la mañana infinita.

Esto sucedió en el mes de abril, dos semanas antes de Pascua.


C.M.

Qualcuno cammina sotto la pioggia

Qualcuno cammina sotto la pioggia  il vento e le gocce di pioggia  tutto gira  sotto la pioggia Qualcuno ascolta ...

Entradas Populares