Mostrando entradas con la etiqueta Hemeroteca: Juana de Ibarbourou. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Hemeroteca: Juana de Ibarbourou. Mostrar todas las entradas

27.4.14

Hemeroteca: Juana de Ibarbourou



Carta navideña, enviada por Juana de Ibarbourou, al Embajador de Cuba ante Uruguay - año 1955. 

 Su última casa, situada en  la calle 8 de octubre N°3061 del barrio La Blanqueada de la ciudad de Montevideo, Uruguay.
En una de las columnas del frente de la casa, el espacio huérfano, donde lucía una placa de bronce con su nombre.


Nace el 8 de marzo de 1892, en Melo, capital de Cerro Largo (Uruguay). Su nombre: Juana Fernández Morales. Allí en Melo, realiza sus estudios primarios, empezando a escribir siendo una niña, a los 12 o 13 años.

Madre uruguaya y padre español: Valentina Morales y Vicente Fernández.
Fue la menor de varios hermanos.
Ibarbourou fue el apellido de su esposo, el capitán Lucas Ibarbourou, ella lo adoptó para acompañar su nombre, abandonando el seudónimo Jeannette d’Ybar que llegó a utilizar firmando con el mismo varios poemas.
En “El Deber Cívico”, diario de su ciudad natal, publica sus primeros poemas conocidos y pocos años después, en 1918, también publica en el Diario “La Razón”.
En 1919 vio la luz su primer libro en Buenos Aires: “Las Lenguas de Diamante”, fue elogiado por toda la crítica de Hispanoamérica, conquistando el aplauso de todo el público de América. Fue prologado por el ilustre novelista argentino Manuel Gálvez y le abrió las puertas de la fama, recibiendo desde entonces múltiples distinciones en Uruguay, Perú, Bolivia, Brasil, México, Cuba, Bélgica y otros países.
En esta obra, asoma, por parte de la autora, un espíritu libre, no tomando en cuenta las trabas que ponía la sociedad a las escritoras más vehementes y decididas. Ya aparecen en “Las Lenguas de Diamante”, de una forma madura los rasgos que van a caracterizar toda su obra y con ello adelanta y prepara el camino para el advenimiento de otras poetisas americanas: la argentina Alfonsina Storni y la chilena Gabriela Mistral, que harían con Juana de Ibarbourou, la renovación de la lírica en nuestro continente.
En 1920 aparece “Poesías escogidas” y la primera edición de “El Cántaro Fresco” (poemas en prosa), en Montevideo.
En 1922 presenta “Raíz Salvaje”, que será traducido al francés, consolida la consagración que ya le significara un año antes un “Pórtico” escrito por don Miguel de Unamuno para sus “Poesías Escogidas”.

El 10 de agosto de 1929, en el Palacio Legislativo de Uruguay se llevó a cabo una reunión que convoca a todas las figuras más destacadas de la intelectualidad americana, bajo la presidencia de don Juan Zorrilla de San Martín, el Poeta de la Patria.
Allí en un acto de emotividad imborrable, el mexicano Alfonso Reyes proclama a Juana de Ibarbourou con el título de JUANA DE AMÉRICA.

En 1930 publica uno de sus más bellos libros: “La rosa de los vientos”, obra que recibe en 1931 la Orden Universal del Mérito Humano en Ginebra.
El reconocimiento hacia su obra es muy grande: recibe Medalla de Oro en Francisco Pizarro del Perú (1935), Orden del Cóndor de los Andes en 1937 de Bolivia. En 1938 Orden del Sol de Perú.
En 1945 Orden del “Cruzeiro Do Sur” de Brasil.
En 1934 “Estampas de la Biblia” (animadas siluetas de los principales personajes del Libro Sagrado), más tarde “Perdida” y “Azor” y tantos otros títulos cada vez más ricos y creativos.
En 1953 fue proclamada “MUJER DE AMÉRICA” y las ceremonias para celebrar el acontecimiento se llevaron a cabo en casi todas las capitales de América, el sábado 2 de mayo.
Luego viaja a Estados Unidos.

Sigue publicando libros de gran valor: “Chico Carlo” (con noticias autobiográficas de gran interés -1944), “Los sueños de Natacha” (delicioso teatro infantil - 1945).
El “Cántaro Fresco” y “Chico Carlo” han sido y siguen siendo parte viva de nuestras escuelas, de nuestra vida…
En la novela para niños “Chico Carlo” recrea el ambiente del Melo en el que nació, visto por una niña.
La prestigiosa editorial Aguilar publica “Obras Completas” y da a la imprenta nuevas obras como son “Canto rodado”, “La pasajera”, en Montevideo.

 En el discurso, ante las figuras más relevantes de la cultura y de todo el espectro político, dijo: "Mi divisa puede ser ésta: soy fiel y la poesía me tendrá hasta la muerte".

En otros temas, los poemas reflejan al unísono situaciones que estaba viviendo en el momento en que los escribió. Escribe "Carta de un frustrado suicida ante la muerte" -uno de los pocos poemas suyos en primera persona del masculino- cuando le dan el alta después de un intento de autoeliminación; el "Romance de la abandonada", cuando  su amante De Robertis se marcha con su nueva mujer.

La tragedia más perdurable de Juana fue la que ocurrió con su legado, por un testamento a favor de Dora Isella Russell.
El material bibliográfico de Juana  se halla l en la Biblioteca Nacional. Dora Isella vendió a la Universidad de Harvard manuscritos de los libros, desde La rosa de los vientos hasta La pasajera y no sé si el original de Chico Carlo, además de cartas y fotografías. Todo eso formaba lo que Dora Isella llamaba "el museo Juana de Ibarbourou" que guardaba en su casa y que se menciona en el testamento a su favor y en el documento en el que la nombra su representante, firmados en 1952, ante la ruina económica. Dora Isella murió endeudada y a punto de perder su casa de la avenida Sarmiento, hipotecada con el Banco Comercial y el Banco Hipotecario. Donó su biblioteca a la Universidad Católica.

El marido de Juana gastaba su dinero en lujos, que para Juana no tenían sentido. Comenzó a construir una mansión en Pocitos. Vivían en ambientes con grandes dimensiones, decorados con lo último en estilos de la época, materiales de primera calidad y revestimientos en cedro. En esa casa no existía rincón que no resultara ostentoso.
Juana de Ibarbourou, triste y desconsolada, comenzó a inyectarse pequeñas dosis de morfina. En esa época la morfina se compraba sin ningún tipo de restricción, la empleada de la casa se encargaba de comprarla en la farmacia. Todo el reconocimiento como escritora lo obtuvo antes de sus 30 años. El resto de su vida lo pasó encerrada en su casa, observando el mundo a través de la ventana
Su vida resultó ser un calvario. Así trascendió que fue víctima de la violencia de su marido y de su hijo. Ella misma fue la primera en contar lo que le pasaba y con lujo de detalles. Su adicción a la morfina aparece en decenas de poemas posteriores a 1950. También su enamoramiento tardío. Pocas escritoras han sido tan autobiográficas: en su obra está todo.
Finalmente la familia se enteró de la adicción de Juana. Tras consumir una dosis alta de morfina, se desmayó y casi sin pulso fue hospitalizada. Los mejores años de su vida los vivió en una pequeña casa en la esquina de Comercio (actual Solano López) y Mahoma.

El 3 de octubre de 1947 fue elegida para ocupar un sillón en la Academia Nacional de Letras.1 En 1950 fue designada para presidir la Sociedad Uruguaya de Escritores. Cinco años más tarde fue premiada en el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid por su obra. En 1959 se le concedió el Gran Premio Nacional de Literatura, otorgado ese año por primera vez.

La fama de Juana recorrió un largo camino desde su nativo Melo y el colegio de monjas en el que se educó hasta el homenaje que la consagra como Juana de América. “Yo, sin embargo, me siento Juana del Uruguay”, expresó entonces.

La última casa de Juana: Respecto de la casa de la Avenida 8 de Octubre es clarísimo. "Elegía por una casa", un poema muy hermoso, pinta muy bien cómo ella se sintió cuando tuvo que abandonar la casa de la Rambla y mudarse a la que sería la última, en la que vivió durante 33 años. Pero además está el testimonio de su amiga Isabel Sesto que, en un librito de impresión casera, cuenta muy bien cómo se angustió Juana ni bien entró en esa casona.
Juan Adamo, quien fuera vecino de Juana de Ibarbourou, y con quien sostuve una larga conversación,  me  refiere  que  a lo largo de los años, la vió en muy pocas ocaciones y siempre tras la ventana.
La casa de 8 de Octubre la compró el Estado en 1973, antes del Golpe de Estado, y se la dio a Juana en usufructo de por vida. A su muerte, quedó viviendo allí su hijo: Julio César, que puso incluso un medio tanque en la puerta para vender chorizos. Fue desalojado al llegar la democracia. La casona estaba en ruinas y nada quedaba de sus muebles. Sus últimos años los vive en una casona de la avenida 8 de Octubre, recluida, alejada del mundo, pero el mundo no se alejaba de Juana.

Falleció el 15 de julio de 1979.

Al morir fue velada en el mismo Salón de los Pasos Perdidos en que fue nombrada «Juana de América». El gobierno del momento dispuso un día de duelo nacional y fue enterrada con honores de Ministro de Estado, siendo la primera mujer en la Historia de Uruguay a la que se le otorgó tal distinción

En las bibliotecas de las universidades de Stanford y Harvard se encuentran sus obras y hasta el día de hoy están incluidas en los planes de estudio. El día de su muerte se declaró duelo nacional y su velatorio tuvo lugar en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo. Hoy su retrato circula en los billetes uruguayos de mil pesos.

En 1929, en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, con la presencia de grandes personalidades, fue nombrada Juana de América. El Dr. Juan Zorrilla de San Martín le entregó personalmente un anillo, que en forma simbólica representaba su casamiento con América. Juana de Ibarbourou tuvo un puesto destacado en la Academia Nacional de Letras, presidió la Sociedad Uruguaya de Escritores y obtuvo el Gran Premio Nacional de Literatura


RESUMEN DE SU OBRA:

1919: “Las Lenguas de Diamante” – poemas
1920: “El Cántaro Fresco” – poemas en prosa
1922: “Raíz Salvaje” – poemas
1924: “Páginas de Literatura Contemporánea”
1925: “Ejemplario” – libro de lectura para niños
1930: “La Rosa de los Vientos” –poemas
1933: “Invocación a San Isidro”
1934: “Loores de Nuestra Señora” – prosa mística
1934: “Estampas de la Biblia”
1935: “San Francisco de Asís” – prosa
1942: “Chico Carlo y su rifle” – relato
1944: “Chico Carlo” – prosa autobiografía
1945: “Roosevelt, Sarmiento, Martí” – pequeños ensayos
1945: “Los Sueños de Natacha” – teatro infantil (5 obras)
1945: “Puck” – radioteatro para niños
1950: “Perdida” – poemas
1953: “Azor” – poemas
1955: “Romances del destino” – poemas
1956: “Oro y Tormenta” – selección de sonetos
1958: “Canto Rodado” – lecturas para escolares y liceales en colaboración con José Pereira Rodríguez)
1962: “Angor Dei” – poema
1962: “Mis amados Recuerdos (en La Mañana)”
1964: “El Dulce Milagro” – poemas (Antología)
1967: “Elegía” – poemas
1967: “La pasajera” – poemas – conjuntamente con “Diario de una Isleña” – prosa – y “Elegía” – poemas
1969: “Destino” – Cuentos varios ya publicados
1971: “Juan Soldado” – prosa


ELEGÍA POR UNA CASA

¡Ay espada del agua ya perdida!
¡Ay rama de la mar que no contemplo!
¡Ay viento, todo el día canturreando
sin la salobre fuerza en el aliento!
¡Ay viento de entre árboles, cortado
bajo retazos de menudos cielos!

Digo mil veces que me estoy ahogando
y sólo veo alrededor sonrisas.
Me estoy ahogando, vertical y en medio
de una avenida gris, ruidosa y lisa. 

Ni una huella de pez hiende los aires.
Y yo me muero de ansias marineras.
Tenía mi casa tres ventanas puras,
y en torno, piedras, y hasta el mar, arena. 

Aquí la tierra, ni siquiera es tierra;
no tiene azul, ni libertad, ni aurora.
Se han vuelto acero hasta las golondrinas,
y de hierro y estaño son las hojas. 

No veo ya la barba del verano,
ni el caballo de vidrio del invierno.
¡Un balcón a una calle toda tráfico,
Y un sol lejano, sin pasión, ascético…

Juana de Ibarbourou.


-Recopilación Bibliográfica: Carlos Martian.
-BIOGRAFÍA CONSULTADA: 
“Chico Carlo” – Editorial Kapelusz S.A. (1971) Bs. As. – Argentina.
“Los Latinoamericanos” – Serie: Los Máximos Creadores – Editorial Perfil S.A. (1997) – Impreso en Argentina.
“El Gran Saber Larousse” – Biblioteca temática universal – Literatura: Argentina – Chile – Uruguay – por Ramón García – Pelayo y Gross – Editorial EL PAÍS S.A. – Montevideo – Uruguay – Impreso en Editorial Lord Cochrane S.A. - Chile
Diccionario Larousse Ilustrado 
“De Ceibos y Calandrias” – Lenguaje 6to año. – Judith Baco – Graciela Genta – 1ra Edición – Impresora Polo Ltda. (1997) – Impreso en Uruguay. 
“En Tierras Platenses” – Selección de los Maestros Susana Iglesias y Diego González. Por la integración de América en el “Año para la Tolerancia”. – Impreso en Talleres Gráficos de Impresora Polo Ltda. 
“Lecciones de Lenguaje” – Marina López Blanquet – Ciclo Básico – 2do año (12da Edición) – Impreso en las Escuelas Profesionales Talleres Don Bosco (1978).
Enciclopedia Encarta de Microsoft Corporation.
Revistas “Charoná”.
Serie “Colección de Oro del Estudiante” – Poesía Uruguaya – De Herrera a Ibarbourou
– Selección de textos, resúmenes, análisis, biografía – Ernesto Livacic Gazzano – Diario “El País” – Impreso en Editorial Lord Cochrane S.A. – Chile.
Redacción y Recopilación de Datos: Valentina Garcés Campbell.
"Al encunetro de Las Tres Marías- Juana de Ibarbourou más allá del mito, Diego Fischer, edit. Sudamericana.-

Saint Exupéry en la Librería Rodriguez

Saint Exupéry en la Librería Rodriguez Por aquellas noches Por aquellos cielos Saint Exupéry sobrevolaba Los Andes, la Pata...

Entradas Populares