Entradas

Finito

Imagen
Finito
Edward y Graciela caminan por la arena tibia de Pocitos dejan sus huellas mañaneras sobre la historia de la playa A comienzos del XIX las lavanderas  hacían pequeños pocitos junto al cauce del agua para lavar la ropa.
Ellos van despreocupadamente  preocupados juntar el mango no es cosa fácil en ese paisito
Ellos caminan por la arena tibia de Pocitos como buenos montevideanos termo y mate en mano y las inextinguibles ilusiones de vientos propicios
Un día del cual no recuerdo exactamente la hora Edward me  comentó que ya no iban solos por la playa así supe de Finito un galgo atigrado que lo habían destinado a las carreras hasta que enfermó y luego lo que ya sabemos muy bien lo arrojaron como quien arroja una colilla consumida
Edward y Graciela ya no caminan solos por la playa y así supe de Finito un galgo atigrado deslumbrante como una escultura
c.m.

A Mingo y Tung los conocí en la calle

Imagen
A Mingo y Tung los conocí en la calle cartoneando detrás al lado delante de Paco
Al ponerse el sol buscaban refugio bajo el alero en el frente del edificio donde trabajo Paco dejaba sus pocas pertenencias ordenadas y partían al despuntar el alba
Religiosamente salían a recorrer las calles juntar cartones que se apilaban en su carro de supermercado
Me detengo antes de seguir con este texto quiero confesarles es una noche fría y siento impotencia rabia de saber que ELLOS ALLÁ AFUERA bajo el alero           AFUERA en el frente del edificio donde trabajo
A la  merde con la situación de calle A  la merde con la fábrica de pobres
Dónde se suicidó la dignidad? Dónde va la fila y fila de suicidados?
Un día lo decidí y hablé con Paco dijo que había estado en Malvinas dijo que  al morir su esposa todo cambió quedarse  en su casa era un calvario y decidió salir
A la merde la solidaridad ahorcada

JAZZ. Improvisaciones para ser leídas con saxo: Un nuevo libro, (incluye cd) de Carlos Martian

Imagen
JAZZ
(el libro incluye CD). Puedes conseguirlo en  NOTANPUAN (Chacabuco 459 de San Isidro) 
o solicitarlo a : libros-books-libri@outlooks.es

Cuando el sol ya se ha ido para amar

Cuando el sol ya se ha ido para amar y la luna a a veces aparece o no o la lluvia
Los libros que habitan en el ático dormitan con todos sus cantares
el resplandor de los leños crea sombras que trepan hacia el ático
la tertulia comienza no me da paz
me sostiene vivo

c.m.

Botella del Mar

Saben aquellos que saben que el mar posó una botella sobre la arena desierta
un mensaje de azules letras brillantes un mensaje que algo así decía
Adiós relámpagos, luciérnagas amigas, trinos de los despertares
Adiós oleaje nocturno de los álamos estrellas confidentes del canto sol tenaz del aliento
Adiós rocío efímero y eterno rosa blanca del poema rosas  rosas
Adiós
En heterónimos reverdecerán las hojas Las golondrinas del alma siempre están partiendo y siempre están llegando

c.m

La acción subversiva de la poesía, Por Aldo Pellegrini

…lo poético no reside sólo en la palabra; es una manera de actuar, una manera de estar en el mundo y convivir con los seres y las cosas. El lenguaje poético en sus distintas formas (forma plástica, forma verbal, forma musical) no hace más que objetar de un modo comunicable, mediante los signos propios de cada lenguaje particular, esa fuerza expansiva de lo vital. Como consecuencia, el mundo poético está en todos, en la medida en que cada hombre es un ser integral. La clara consigna de Lautréamont, "La poesía debe ser hecha por todos", no tiene otro sentido. Aquel que ignora la poesía es un mutilado, tal como lo es aquel que ignora el amor…
No todos los poetas ceden a la presión del poder y de la opinión pública. Dante, Villon, Blake, Rimbaud, Lautréamont, Artaud, agitaron en una u otra forma el látigo liberador. Pero hay poetas que se rinden, que claudican, y esta claudicación se obtiene a veces por los medios más indirectos. Uno de los medios indirectos de sumisión, en el qu…

Y aquella noche mientras soñaba

Y aquella noche mientras soñaba -dije a Freud-
en la vida hay que hacer tres cosas
escribir un poema, plantar un árbol y tener un hijo Y entonces con su pipa celestial de nubes me respondió Escribir un libro decía el relato de Mujámmad
Escribir un libro de poemas es cosa seria y no escribirlo es angustiante pero claro usted solo interpreta   no comprende –le dije- Mire no estoy en este sueño para perder tiempo ”Soy literario por instinto y médico por fuerza y  concebí la idea de transformar una rama de la medicina —la psiquiatría— en literatura Fui y soy un poeta y novelista bajo la figura de un científico” –dijo lo que dijo alguna otra vez- Bien yo tampoco estoy en este sueño para perder tiempo ni para aventar  conflictos –respondí- “El psicoanálisis no es otra cosa que la transferencia  de una vocación literaria en términos de psicología y patología” –insistió-
Retomando  el tema usted cumplió con la profecía aunque no hayan sido poemas y es bien sabido que usted escribió varios libros - afirmé-
Freu…